Fracking NO Puente


LOS BALDES

En el libro EXPLOTACIONES MINERAS. BURGOS 1850-1950 de REOYO, J.L., leemos: "En el informe estadístico que hace D. César Iglesias en 1922 se recoge el ambiente de desaliento por el fracaso de los sondeos efectuados y por las dificultades creadas por la competencia ya que los nuevos medios de transporte (los camiones han sustituido a los carros), no lograban abaratar los costes.  El único dato favorable es que el dinámico D. Pablo Pradera, aquel que había acompañado al señor Patac, ha instalado en su mina un tranvía aéreo de 1800 m. de longitud que, salvando el río Brieba, economiza la parte más costosa del arrastre". 

Bueno, pues a ese modo de transporte, aquí y en otros muchos sitios, se le conocía como "Los Baldes", pero..., eso fué hace tantos años que no hemos encontrado ningún testigo que lo haya conocido en funcionamiento.

Tampoco hemos encontrado ninguna fotografía de esa instalación.

De hecho, para paliar la ausencia total de fotografías que nos recuerden nuestros baldes, he acudido a internet y tecleando "tranvía aéreo" se accede a muchas imágenes como esta del Museo de la Minería del País Vasco:

Caballete baldes

Buscando "baldes aéreos" nos encontramos con esta otra imagen, cuyo crédito corresponde a la Asociación Muro Cultural, de las comarcas de Las Encartaciones, en Vizcaya, Valle de Mena, en Burgos y Valle de Ayala, en Alava.

Baldes aéreos minería Encartaciones

En nuestro caso, este medio de transporte salvaba el valle del río Salgüero, que se interponía entre el pozo San Lorenzo y la Choza de los Baldes.

En el pozo de San Lorenzo, comenzaba el trayecto y allí se cargaban los baldes.

No se ha conseguido ningún dato concreto sobre el funcionamiento de este cable aéreo dado que, incluso los mayores del lugar ya sólo recuerdan ver el cable recogido, es decir, fuera de uso, en El Canchero.

Esta es una imagen del pozo de San Lorenzo en la actualidad. Como se ve, ha sido convenientemente protegido para evitar accidentes:

Pozo de San Lorenzo

Y esta es una imagen de los restos de zapatas de hormigón que quedan en los alrededores del mismo pozo. Quizá fueron la cimentación del arranque de Los Baldes.

Zapatas hormigon pozo San Lorenzo

La Choza de los Baldes era el final de este trayecto. A partir de aquí el viaje era en carros.

En ella, de la que ahora sólo quedan unas ruinas, vívía la familia Pineda, Pablo Pineda y Eugenia Fernández.

Pablo, el cabeza de familia, era el encargado de voltear los baldes para descargar su contenido.

A esa modestísima vivienda vinieron los Pineda-Fernández, no sabemos exactamente cuando, con su hijo Emilio y aquí nacieron sus hijos Pedro y Pablo, que fueron mellizos y Julián.

De esto deducimos que el trabajo de Pablo Pineda en este tranvía aéreo duró, por lo menos hasta el nacimiento de su hijo Julián. Mas tarde la familia Pineda-Fernández se mudó a vivir a Salgüero de Juarros y, como quiera que nadie les sustituyó en el trabajo que desempeñaban en este medio de transporte, hay que concluir que el tranvía aéreo, en una fecha indeterminada pero posterior y próxima a 1927, dejó de funcionar.

Leyendo despacio el libro al que hacemos referencia al principio de este artículo, nosotros sacamos la conclusión de que la causa de la instalación de este tranvía aéreo fué el elevado coste del transporte del carbón. Así, se dice que el transporte desde las minas a Arlanzón se hacía en carros ligeros del país y que estos cinco kilómetros y medio costaban seis pesetas por tonelada. Luego se transportaba en carros de mayor capacidad desde Arlanzón a Burgos y estos veinte kilómetros de transporte eran comparativamente mucho menos onerosos pues sólo costaban siete pesetas por tonelada.

¿Que causó la parada de este medio de transporte?. ¿Quizá llegaron ya los primeros camiones?. No parece fácil que llegaran aquí tan pronto. Haremos alguna indagación al respecto.

En la siguiente imagen se aprecian aún los restos de carbón en los alrededores de la choza.

Restos carbón Choza de los Baldes

En esta otra imagen, lo poco que queda de la Choza de los Baldes.

Choza de Los Baldes

Abajo la captura de pantalla de Google Earth.

Según esta aplicación, la distancia que salvaba este medio de transporte era de 1225 metros. O sea que, o bien el autor del libro no se informó correctamente cuando decía que la distancia entre ambos puntos era de 1800 metros, o bien el tranvía aéreo no arrancaba en San Lorenzo.

 

 

Optim. Chrome y Firefox. Colabora en: admin@salguerodejuarros.es